Nuestro Proyecto

¿Qué es Crececonmúsica?

Un espacio para disfrutar de la música, experimentar, aprender y evolucionar. En él queremos contagiar nuestra pasión por la música y que ella nos llene de energía, de ilusión y de creatividad.

Crecer con la música es especialmente importante para los niños. Ellos están formando los pilares de su futuro y la música les hará ser personas más inteligentes, más honestas, más humanas. El aprendizaje temprano creará personas capaces de entender y disfrutar de la música. Deseamos que ello les motive a tocar algún instrumento y que éste y la música les acompañe durante toda su vida.

Queremos formar músicos completos y queremos potenciar al máximo sus habilidades futuras, por ello hemos creado el taller de “Estimulación Musical”, en cuatro idiomas y con una amplia dosis de experimentación musical, y el taller “Mi Banda de Rock”, en el que aprenderán a cantar y a tocar cuatro instrumentos en cada sesión.

La diversión y el deleite musical no solo es patrimonio de la niñez. Las nuevas experiencias también nos ayudan a crecer a los mayores, nos hacen más sabios, más felices, más seguros de nosotros mismos. Para nosotros estamos construyendo otros talleres, que os haremos conocer en breve.

¡Bienvenidos a la magia de la Música!

¿Cómo nació nuestro proyecto?

Nuestro proyecto nació gracias a nuestros hijos. De repente nos convertimos en padres y esos “bichitos ruidosillos” que llevaba la gente a cuestas nos parecen seres mágicos  y sorprendentes, con esa capacidad de aprendizaje tan infinitamente superior a la nuestra.  Por nuestro conocimiento y trayectoria, vemos absolutamente imprescindible que nuestros hijos y todos los niños, en general, aprendan música.

Mi banda de Rock

Nuestro hijo Eric, que ahora tiene 6 años, es un niño muy inquieto y enérgico, con una fuerza física considerable. Le hemos visto descargar toda su fuerza y su ritmo sobre tambores brasileños y nos ha dejado hipnotizados. Creemos que puede ser un buen percusionista/baterista, pero también nos gustaría que tocara otros instrumentos. Ha pasado por varias academias de música, pero no ha encajado en ninguna: los otros niños tenían edades superiores, más conocimientos de música, o simplemente se aburría mucho. Por su carácter inquieto y enérgico no permite tiempos de espera, necesita una buena dosis de aprendizaje, dinamismo y diversión. Después de varios intentos fallidos hemos pensado que nada va a ajustarse más a nuestra filosofía de aprendizaje musical que la nuestra propia. También pensamos que hay muchos niños y niñas a los que les gustaría aprender a tocar varios instrumentos de una forma muy divertida y formar parte de una banda de rock.

Estimulación Musical

Nuestra hija Adriana tiene ahora dos años. Es una personita muy musical. Ha empezado a expresarse musicalmente muy pronto, así es que la hemos llevado a clases de estimulación musical durante unos meses. El cambio que ha experimentado en poco tiempo ha sido espectacular. Se ha convertido en una niña mucho más sociable y extrovertida. Pasa el día entero cantando y nos involucra a todos con su música: nos hace cantar, bailar, tocarle a la guitarra o al piano sus canciones…, etc. Adriana es música y llena nuestra casa y a todos sus habitantes de música y alegría. Está muy interesada en los instrumentos, maneja el micrófono como una auténtica profesional y toca la percusión con asombrosa precisión. Sí, es posible, los niños de dos años ya son capaces de controlar el ritmo. Es una niña feliz y eso nos encanta. Hemos decidido continuar personalmente con su aprendizaje, no queremos perdernos ni un segundo su educación musical y queremos dar lo máximo de nosotros para que los niños evolucionen con todo su potencial.

Un poquito sobre los impulsores del proyecto

Somos David y Cristina, apasionados de la música y de los niños. Nos gusta la gente simpática y cariñosa, los árboles que nos regalan sombra cuando tenemos calor, el buen humor, los ríos cristalinos, las utopías irrealizables y las que se convierten en realidad, el furor del oleaje al encontrarse con las rocas,  el silencio en el momento apropiado, despertar antes que el sol, lo que sorprende cualquier persona al interesarte por su vida, el poder de las voces al unirse, la emoción que provoca la música…

Más concretamente…

David es maestro y se graduó con dos especialidades: la de música y la de francés. Anteriormente estudió y trabajó como programador informático. Se formó en el Liceo Francés de Valencia, en la Universidad Politécnica de Valencia y en La Universidad de Valencia. David tiene un oído excepcional, es capaz de reproducir en un instrumento cualquier melodía que escuche en segundos y compone melodías con una facilidad pasmosa. Es nuestro hombre orquesta, toca el acordeón, la guitarra (española, acústica, eléctrica), la bandurria, el laúd, el bajo, la batería y el piano. Actualmente, sigue sus estudios de piano jazz con Albert Palau, excepcional pianista valenciano y músico integrante de la Sedajazz.

Cristina es asesor independiente de empresas en el área contable-financiera. Anteriormente ha trabajado durante 9 años como director financiero y como asesor de empresas. Se formó en la Universidad de Valencia y en la South Bank University de Londres. “Aprender es para mí como beber agua cuando tienes mucha sed, una necesidad y un placer”. Realizó estudios de música y saxo alto en el conservatorio de Teulada-Moraira. Aprendió a tocar la guitarra de pequeña, de forma aficionada. Actualmente ha retomado sus estudios de saxo alto.

 

“Después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música”.

Aldous Huxley

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *